07 Feb

Cuidado con la vigorexia

Ahora no son sólo las mujeres las que desean verse bellas según los patrones establecidos por la sociedad – sino también los hombres, quienes hasta pueden llegar a padecer trastornos alimentarios.
La vigorexia es un trastorno de la conducta alimentaria que consiste en una distorsión de la imagen corporal del hombre, lo cual origina que la persona se vea muy delgada, aún y cuando no lo esté. En otras palabras, la vigorexia es una creencia falsa que incita, a quien la padece, a someterse a rigurosas rutinas de ejercicio y al consumo de alimentos para ganar masa muscular. «Estas son personas que se ven extremadamente flacas, y en muchas ocaciones llegan a aislarse de su entorno para entregarse a un gimnasio».

Riesgos Alimentarios
Una de las características de quienes padecen vigorexia es el excesivo consumo de hidratos de carbono, proteínas y complementos alimenticios, incluso usan hormonas anabólicas, conocidas como esteroides. Este trastorno no tiene edad, pues es común tanto en adolescentes como en adultos de diversas edades. Lo cierto, es que el consumo de proteínas e hidratos de carbono en exceso, así como de suplementos vitamínicos y esteroides puede causar taquicardia, fallo en la irrigación sanguínea, problemas renales y hasta un paro cardíaco. «Cuando se ingieren alimentos en exceso, el organismo debe trabajar el doble en depurar ese exceso, lo cual genera desequilibrios».
Por ser un trastorno de la imagen corporal, la vigorexia viene acompañada de baja autoestima y negación del problema, por lo cual debe ser tratada por un equipo multidisciplinario integrado por un nutrilologo, un médico general y un psicólogo o psiquiatra.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Debe estar registrado para dejar un comentario.